Periodistas para periodismo

mightiertable.jpg

¡Hola! Si está leyendo esto, probablemente te hayas enterado de que un número significativo de periodistas del Chicago Tribune y muchas de sus publicaciones comunitarias han decidido formar un sindicato.

Es un desarrollo emocionante y una decisión que se tomó después de mucho pensar y deliberar.

Los periodistas tienden a mantener la cabeza baja y evitar ser parte de las noticias. Somos observadores, comunicadores y contamos historias. Rara vez somos el centro de atención y está bien.

Pero ahora somos parte de las noticias porque, con una voz unificada, hemos decidido ponernos de pie y tomar medidas para proteger el futuro de las publicaciones que apreciamos. Para nosotros, estas salas de redacción son más que un simple lugar de trabajo. Son instituciones cruciales que unen el tejido de las comunidades que llamamos hogar. Y el trabajo que hacemos —informar a la gente, responsabilizar a todos aquellos en  poder, resaltar los éxitos grandes y pequeños— es importante para los lectores y para la sociedad en general.

Nuestra industria ha sufrido enormemente en los últimos años. Hay factores económicos que no podemos controlar, pero una serie de propietarios corporativos han hecho poco para ayudar al éxito de nuestras salas de redacción en Chicago. Creemos que nuestras salas de redacción se han debilitado, y nosotros, los reporteros, fotógrafos, diseñadores, editores de copias, columnistas y otros, que le traen las noticias todos los días, no hemos tenido voz en el trazo del camino a seguir.

Escribimos lo siguiente en una carta a nuestros colegas anunciando nuestro plan para sindicalizar:

"Aumentos de salario regulares, ajustes al costo de vida y seguridad laboral no existen. El costo de nuestros beneficios de atención médica ha aumentado significativamente. Nuestra política de maternidad y paternidad es inadecuada.

Las oportunidades de desarrollo —del tipo que nos permitan alcanzar metas profesionales y enriquecer nuestra cobertura de noticias— son escasas. Hemos perdido a muchos colegas talentosos por empleos con mejor salario, con más protecciones y más posibilidades de progreso.

Y aunque vivimos en una ciudad y un estado racialmente y étnicamente diversos, la diversidad no se refleja en nuestras salas de redacción. Tener un personal más diverso ayudará a guiar la cobertura que realmente refleje plenamente las vidas de los diferentes tipos de comunidades alrededor de Chicago. Podemos mejorar”.

Nada nos gustaría más que centrarnos por completo en hacer nuestro trabajo: escribir, fotografiar, editar, diseñar, ilustrar e innovar nuevas formas de capturar las historias de nuestra vibrante ciudad y estado. Y continuaremos haciendo todo eso, como siempre lo hemos hecho, porque es lo que impulsa a todas y cada una de las personas que trabajan aquí.

Pero también queremos asegurarnos de que nuestras organizaciones de noticias sobrevivan y prosperen para que puedan continuar sirviendo a nuestros lectores. Necesitamos mantener a periodistas talentosos, atraer nuevos talentos, trabajar junto a personas que reflejen la rica diversidad de nuestras comunidades. Ya no podemos dejar que nuestras salas de redacción sean guiadas únicamente por voces corporativas que no entienden el papel crucial del periodismo o lo que se necesita para que podamos cumplir con la confianza del público que aceptamos cuando entramos por la puerta todos los días.

Estamos dispuestos a trabajar con la administración para que todas nuestras publicaciones sean mejores para todos. Esto incluye a Chicago Tribune, Aurora Beacon-News, Daily Southtown, Naperville Sun, Elgin Courier-News, RedEye, Chicago Magazine y Hoy.

Esperamos que nos visite regularmente en este sitio mientras hacemos una crónica de este trayecto y construimos el Chicago Tribune Guild.

Joseph Hernandez